América Latina se une en un esfuerzo para proteger a sus jaguares

El 50% de la gama original de especies de jaguares se ha perdido tras una reverencia milenaria por el animal. Hoy, la población de Panthera Onca está disminuyendo debido a la caza furtiva, el conflicto con los humanos y la desintegración de su hábitat. El Salvador y Uruguay ya han sido testigos de la extinción completa del jaguar.

Para enfrentar estas crecientes amenazas, los gobiernos de 14 de los 18 países del área de distribución del jaguar se han unido en un compromiso global sin precedentes para salvar al felino sagrado de las Américas, con el apoyo del PNUD, del Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF), la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre ( WCS) y Fundación Panthera.

Los países latinoamericanos presentaron la ambiciosa Hoja de ruta 2030 para la conservación del jaguar en las Américas durante la Conferencia de las Partes (COP) 14 del Convenio sobre la Diversidad Biológica en Egipto. La Hoja de ruta hace un llamamiento para impulsar la coordinación más allá de las fronteras para proteger el jaguar, expandir los modelos de desarrollo sostenible para apoyar la conservación de los corredores de jaguar y mejorar la sostenibilidad financiera de las iniciativas de conservación, incluso a través del ecoturismo, al tiempo que se apoya el bienestar de las comunidades y los pueblos indígenas que coexisten. con los jaguares.

 

¿Qué está haciendo cada país para proteger al jaguar?

México

En México, un país megadiverso con el 12% de la biodiversidad de la tierra, el gobierno se asoció con el PNUD y el FMAM para fortalecer la gestión de 21 áreas naturales protegidas, para conservar 14 especies en riesgo, incluido el jaguar, y sus hábitats. La iniciativa busca integrar un enfoque de ecosistema y paisaje para diseñar, planificar y gestionar las seis áreas naturales protegidas donde el jaguar habita en México. La asociación incluye la participación de las comunidades locales en la gestión del territorio donde habita el jaguar, al tiempo que promueve las condiciones para el desarrollo sostenible.

Perú

El Gobierno de Perú también se ha asociado con el PNUD y el FMAM a través de su Servicio de Áreas Naturales Protegidas para impulsar la conservación en dos grandes paisajes de la Amazonía peruana. Este ecosistema inmensamente rico contiene algunas de las concentraciones más altas de jaguares en las Américas. La asociación ha contribuido con estrategias que aseguran formas sostenibles de usar estas zonas, como el ecoturismo, para preservar el hábitat para la vida silvestre, entre ella, la del jaguar. Además, en estas áreas donde interviene el PNUD, el gobierno peruano viene mejorando las herramientas para el registro y monitoreo de los jaguares y sus especies de presa.

Honduras

En Honduras, el Gobierno se asoció con el PNUD y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) en la primera investigación científica en el departamento norte de Yoro, en tres áreas protegidas. La investigación implementada por la Fundación Panthera y las contrapartes nacionales con el apoyo de la Universidad Estatal de Washington está ayudando a los responsables de la formulación de políticas a comprender el estado de conservación de los jaguares y sus presas, mapeando los corredores de dispersión de los jaguares en la región. Parte de la investigación incluyó el Sistema de Información Geográfica (GIS), un sistema informático para capturar, almacenar, verificar y mostrar datos relacionados con ubicaciones e instalar 35 “cámaras trampa”, activadas de forma remota con sensores de movimiento o infrarrojos para evitar interferencias humanas. Este estudio ha ayudado a identificar cinco especies de felinos en Honduras, incluido el jaguar. Luego de las consultas con las poblaciones locales, el gobierno utilizó los hallazgos de las investigaciones para mejorar la conservación de la biodiversidad y las áreas de protección del país, creando un “Corredor biológico de la región de Yoro en Honduras”.

Ecuador

También en alianza con el PNUD y con la participación activa de actores locales, Ecuador ha integrado el enfoque de paisajes en la conservación de especies amenazadas, entre ellas el jaguar, en sus procedimientos de gestión y procesos de planificación. Esto conlleva la protección de su hábitat, una necesidad urgente considerando que ha habido una reducción del 80 por ciento del hábitat del jaguar en las áreas costeras y una reducción del 30 por ciento en la Amazonía ecuatoriana.De esta manera, se han realizado acciones como la firma de acuerdos comunitarios de cacería de subsistencia con comunidades indígenas, para promover una caza controlada de especies que proveen de alimento al jaguar y a las comunidades locales. Por otro lado, se ha incorporado una especial protección al jaguar, entre otras especies amenazadas, en la norma ambiental más importante del país, el Código Orgánico del Ambiente; y finalmente se ha desarrollado un sistema de monitoreo a escala de paisaje, que está registrando la presencia y movimiento del jaguar fuera de las áreas protegidas y permitirá determinar áreas para la conectividad funcional entre la Reserva del Cuyabeno y del Parque Nacional Yasuní. Estas acciones se han visto complementadas con una campaña nacional de comunicación para la prevención del tráfico ilegal del jaguar y de otras especies silvestres.

Argentina

En Argentina, gobiernos a nivel nacional y local se unieron al PNUD para la conservación del jaguar (yaguareté), con el apoyo del Programa de Pequeñas Donaciones / FMAM. Implementadas por la Red Yaguareté, las acciones están dirigidas a proteger al felino mediante la mejora de su convivencia con los humanos, el monitoreo de su población y la reducción a cero en la caza y la comercialización. La iniciativa también busca mitigar los atropellamientos de jaguares y otros animales y proteger el medio ambiente, como parte del plan nacional de gestión del yaguareté.

DIA INTERNACIONAL DEL JAGUAR

Los representantes y socios del gobierno de América Latina también anunciaron la creación del primer Día Internacional del Jaguar, para crear conciencia sobre las amenazas que enfrenta el jaguar, el tercer felino más grande del mundo, que solo se puede encontrar en América Latina. El día marca la importancia de los esfuerzos de conservación que garantizan la supervivencia de este felino y el papel del jaguar como una especie clave cuya presencia es indicativa de un ecosistema saludable: la base para un futuro sostenible para la vida silvestre y las personas por igual.

Impulsar la cooperación internacional, la innovación y las alianzas estratégicas es una manera crucial de preservar el felino sagrado de las Américas.

Deja un comentario