Arde Grecia

Al menos 74 muertos y más de 180 heridos está dejando la peor tragedia natural en la historia reciente de Grecia tras el paso de una lengua de fuego por el norte y noroeste del Ática, la región que rodea la capital griega. Los fuegos se iniciaron el lunes por la tarde en Mati, cerca del puerto de Rafina. Ha habido 47 en total y 16 han sido mortales. Todas las víctimas, entre las que hay adolescentes, niños e incluso un bebé de seis meses, han sido halladas en el área comprendida entre el puerto de Rafina, a unos 30 kilómetros de Atenas, y Nea Makri, unos diez kilómetros más al norte. Parece que fue la resistencia de muchos vecinos a abandonar sus casas, segundas residencias en mitad del bosque en su mayoría, es la principal causa de la tragedia.

El Partenón con el humo de los incendios a las afueras de Atenas. REUTERS.

Los fuertes vientos, que llegaron a ser huracanados, y las altas temperaturas, que alcanzaron los 40 grados, se aliaron para coger por sorpresa a las personas que estaban de vacaciones. Los equipos de rescate salvaron la vida a más de 700 personas. Entre los heridos había 164 adultos y 23 niños. En los hospitales quedaron ingresados 71 adultos, unas decenas de ellos en estado crítico, y once niños. Entre las víctimas hay bebés de pocos meses de edad.

Las autoridades helenas, que han declarado el estado de emergencia y pedido ayuda a sus socios europeos, sugieren que los incendios podrían haber sido provocados, al constatarse la existencia, en la tarde del lunes, de 15 focos de fuego simultáneos en tres frentes distintos en el Ática. La sospecha es que tras los incendios pueda estar la especulación inmobiliaria o incluso el indisimulado intento de construir parques eólicos son hipótesis plausibles para muchos griegos.

Los servicios de emergencia buscan a un número indeterminado de desaparecidosLas autoridades han pedido a los vecinos que informen si desconocen el paradero de familiares y amigos que residen en las zonas afectadas.

Las previsiones meteorológicas anuncian lluvias para hoy. Ayudarán a extinguir los incendios que ayer seguían activos y abrir una pausa en un verano todavía con mucho recorrido.

Deja un comentario