Asociación Zarpitas Urbanas denuncia muertes de animales recogidos en el Centro Municipal Zoosanitario de Sevilla

La asociación Zarpitas Urbanas denuncia la situación de los animales recofidos en el Centro Municipal Zoosanitario de Sevilla. “En los últimos dos meses, veintiún gatos retirados por nuestra asociación de las instalaciones municipales han muerto por enfermedades infectocontagiosas como la Panleucopenia contraídas en el CMZ. Tanto los test que se realizaron a algunos animales como las necropsias que también se practicaron tras el fallecimiento de otros, dieron resultado positivo a esta enfermedad. Su causa es un virus, es extremadamente contagiosa y tiene una elevada tasa de mortalidad, por lo que supone un alto riesgo para aquellos ciudadanos que, teniendo ya un gato en su hogar, deciden adoptar en el CMZ“, indican desde la asociación.

Uno de estos casos es el de una gata sana de una colonia controlada por la asociación que fue capturada por el Servicio Municipal de recogida y llevada al CMZ. “Cuando procedimos a retirarla el día 29 del pasado mayo, debió ser hospitalizada de urgencia en estado agónico escasas horas después“, denuncian.

El informe de la veterinaria que la asistió en sus últimas horas es demoledor: una gata adulta que pesaba sólo 2 kg, deshidratada y con las mucosas pálidas, lo que evidencia falta de riego sanguíneo, presentaba extrema desnutrición, taquicardia, graves problemas respiratorios, pulso débil e hipotermia. Sus extremidades anteriores estaban necrosadas y las posteriores con edemas. Según la propia veterinaria, el estado del animal denotaba la ausencia de asistencia veterinaria continuada durante varios días.

Lamentablemente, éste no es un caso aislado. Las estadísticas de los casos que hemos gestionado así lo confirman“, afirman desde la asociación.

Esta situación tan preocupante nos ha llevado a solicitar información al CMZ sobre el estado y destino de los animales albergados. Nuestros intentos de obtener cualquier dato no han dado resultado hasta la fecha. Se nos niega información que debe ser accesible, como el número de gatos que han fallecido por enfermedad o que han sido eutanasiados

Todo este estado de ocultación origina situaciones que afectan exclusivamente a los animales. “Por ejemplo, para evitar que se difunda el estado en que se encuentran los gatos, nos prohíben realizar fotografías. Tampoco se actualizan las entradas y salidas de animales en la Web del CMZ, donde apenas se pueden ver una o dos fichas de gatos cuando las gateras se encuentran repletas“, indican desde Zarpitas Urbanas.

La asociación indica que “la realidad que viven los animales nos exige que hagamos público lo que hemos observado y el estado en que los gatos llegan a nuestras manos después de su paso por las instalaciones municipales”. “A su llegada al Zoosanitario, los gatos ferales e incluso algunos caseros, son hacinados en un único espacio donde conviven enfermos y sanos, por lo que el contagio de enfermedades es inevitable“.

El estrés, el miedo, la masificación, la falta de higienización que se realiza con chorro a presión de agua fría mientras los gatos tratan de ponerse a salvo, todas estas situaciones son claramente perjudiciales para los animales lo que les provoca una bajada de sus defensas y un incremento de las posibilidades de contraer enfermedades. Tampoco hemos observado areneros, ni comederos o dispensadores de agua o comida. Y a pesar de la existencia de veterinarios en el CMZ, aquellos que enferman o están heridos no son atendidos“, denuncia la asociación.

Deja un comentario