Australia comenzará 2019 con una ola de calor que rompe récords

Una ola de calor extremo azota Australia desde hace días y las previsiones meteorológicas apuntan que la entrada al 2019 será igual o más cálida. Unas temperaturas que rompen récords y que pueden tener consecuencias tan catastróficas como incendios y un empeoramiento significativo de la calidad del aire en las grandes ciudades que puede repercutir en la salud de sus ciudadanos.

Aunque el calor no es inusual en Australia en esta época del año, el nivel y la duración de esta ola de calor es extrema. Se han registrado temperaturas que sobrepasan los 40 grados centígrados en muchos puntos del país y, concretamente en Marble Bar, en el noroeste de Australia Occidental, se alcanzó ayer una temperatura récord de 49.3ºC.

”Hoy es el quinto día de la ola de calor y no hay señales de un cambio de temperaturas antes de la víspera de Año Nuevo. El día de Año Nuevo será el día nueve de esta sofocante ola de calor”, explicaba Tom Saunders el jefe de meteorología de Sky News.

La Oficina Australiana de Meteorología ha emitido advertencias de incendio extremos y severos en partes de Australia Meridional, Victoria y Australia Occidental.

El Comisionado del Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur, Shane Fitzsimmons, pide a la gente estar alerta sobre los riesgos de incendio en los próximos días, advirtiendo que los fuertes vientos amplificarían el calor y el riesgo de fuego. “Esta masa de aire caliente tiene un efecto de cocción en el paisaje que se está secando y calentando rápidamente, lo que hace que la vegetación sea propensa a una rápida propagación de incendios”, añade.

Riesgo de incendios

Esta masa de aire caliente tiene un efecto de cocción en el paisaje que se está secando y calentando rápidamente, lo que hace que la vegetación sea propensa a una rápida propagación de incendios

SHANE FITZSIMMONS Comisionado del Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del SNSW Health tambié ha emitió una advertencia sobre el empeoramiento de la calidad del aire en ciudades como Sydney, cuando los niveles de ozono comenzaron a aumentar por culpa del calor.

Jeremy McAnulty del ministerio de Salud de Nueva Gales del Sur, advirtió que la exposición al ozono irrita los pulmones, por lo que llamó a la precaución, sobre todo para las personas que sufren de asma.

Altos niveles de ozono por el calor

La exposición al ozono irrita los pulmones, por lo que llamó a la precaución, sobre todo para las personas que sufren de asma. (JEREMY MCANULTY Ministerio de Salud de Nueva Gales del Sur)

La causa de estas temperaturas, según los meteorólogos australianos, estaría en el fenómeno llamada ‘El niño’ que se ha formado sobre el océano pacífico.

”El Niño, que se caracteriza por un calentamiento de las aguas tropicales en el Océano Pacífico, trae condiciones más cálidas y secas a gran parte de Australia, especialmente en el sureste”, explica Brandon Miller, meteorólogo de la CNN.

Deja un comentario