Bruselas propone prohibir los platos, cubiertos, pajitas y bastoncillos de plástico

La Comisión Europea ha lanzado este lunes 28 de mayo un paquete de medidas que tienen el objetivo de reducir la producción de plásticos en el bloque comunitario. Entre las principales está la de prohibir productos como bastoncillos, cubiertos, y pajitas para beber que están fabricados con este material y que están pensados para un único uso.

El Ejecutivo comunitario se centra en los diez productos de plástico de un sólo uso que son encontrados en las playas y en los mares europeos, así como en distintos aparejos de pesca, ya que representan el 70% de toda la basura marina.

El objetivo es reducir a la mitad los desperdicios de estos productos con el objetivo de evitar daños sobre el medio ambiente que supondrían unos costes de 230.000 millones de euros en 2030 y la emisión de 3,4 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono (CO2).

Esta prohibición se aplicará a bastoncillos, cubertería, platos, pajitas para beber, agitadores de bebidas y varillas de globos, que tendrán que ser fabricados con materiales sostenibles.

Además, los envases para bebidas de plástico sólo estarán permitidos si el diseño permite que las tapas y tapones siguen adheridos al resto del producto. Bruselas también plantea obligar a los Estados miembros a recolectar el 90% de las bebidas de plástico.

La Comisión Europea pide a los socios comunitarios que reduzcan el uso de vasos y recipientes de comida de plástico a través de la introducción de objetivos nacionales y propone que los fabricantes de estos productos ayuden a cubrir parte de los gastos de gestión y limpieza de desperdicios, así como participar en las campañas de concienciación sobre su uso.

Bruselas también propone introducir nuevos requisitos de etiquetado de toallitas húmedas y otros productos sanitarios para informar a los consumidores de su impacto sobre el medio ambiente y sobre cómo eliminar estos productos.

En el caso de los aparejos de pesca, Bruselas pide que los fabricantes de estos productos asuman parte de los costes de su recogida en los puertos, así como su transporte y tratamiento, ya que estos materiales representan el 27% de la basura de las playas.

Deja un comentario