Debemos caminar hacia una agricultura sostenible

Carmen Molina, coportavoz andaluza y diputada en el grupo parlamentario de Podemos Andalucía, ha afeado al PSOE en la Comisión de Agricultura que siga dando el visto bueno a regadíos insostenibles. “La PNL parece redactada para contentar al sector del agronegocio intensivo, pero no se atiene a la realidad presente y futura”, ha valorado Molina.


La coportavoz de EQUO Andalucía Verdes y diputada en el grupo parlamentario de Podemos Andalucía, Carmen Molina, ha lamentado este miércoles en la Comisión de Agricultura que el PSOE siga dando el visto bueno a regadíos insostenibles con la única finalidad de “contentar al sector del agronegocio intensivo”. Así lo ha hecho ante la Proposición No de Ley (PNL) presentada por los socialistas en apoyo a los regantes andaluces, dejando claro que “apoyar al sector no es continuar promoviendo cultivos insostenibles en el tiempo y cuya producción suponen un coste inasumible para las comarcas en las que se desarrolla, que en muchos casos se han quedado sin agua para consumo humano”.

Frente al diagnóstico que ha tratado de vender el PSOE, nuestra coportavoz ha insistido en que “no es la presencia creciente del cambio climático la causante de los déficits hídricos que padecen estructuralmente los sistemas de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, sino una mala gestión y el incumplimiento de las planificaciones hídricas vigentes”. Así, para Molina resulta alarmante que en la PNL se propongan incrementos de la superficie de riego en base al uso de tecnologías como la desalación. “Plantear como solución a la escasez subvencionar la desalación y el coste de la energía necesaria para el transporte de agua desalada y para un incremento del regadío en zonas con balances hídricos estructuralmente negativos desde hace decenios y que serán aún más negativos en el futuro próximo es un despropósito”, ha señalado la parlamentaria.

Para Carmen Molina, esta medida supone “socializar los costes de producción de una actividad privada e insostenible en una zona donde el abastecimiento urbano actual ya no está asegurado en todas las poblaciones. Y no está asegurado por la apropiación del recurso para uso agrícola, contraviniendo la normativa aplicable”. La parlamentaria se ha mostrado así contundente en contra de la propuesta de los socialistas, que pretende “cargar ahora sobre las espaldas de los andaluces y las andaluzas el coste de una actividad insostenible, insistiendo en aumentar regadíos y proponiendo con ello el suicidio de comarcas enteras”.

Frente a ello, la coportavoz de EQUO Andalucía reclama al Gobierno andaluz que “deje de hacer la vista gorda ante las extracciones ilegales y de promover aumentos de oferta ilusorios, y gestione adecuadamente la demanda y un recurso finito que no puede seguir explotándose como si no tuviese fin”.

Redacción Ecología | Equo

Deja un comentario