Ecologistas en Acción denuncian que se está disparando la mortalidad y morbilidad asociada a la contaminación atmosférica

Hasta el 98 % de la población urbana de la UE respira aire que rebasa los límites de contaminación que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así se desprende del último informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) publicado hoy, que analiza datos entre 2014 y 2016.

Los datos presentados por la AEMA son plenamente consistentes con los informes anuales que viene haciendo Ecologistas en Acción. De hecho, la Agencia emplea la misma metodología que utiliza la organización ecologista desde hace años, al tomar como referencia los límites legales y también las guías de la OMS.

Entre las principales conclusiones del informe de la AEMA, destacan:

  • Los contaminantes más problemáticos para la salud de la población europea siguen siendo las partículas en suspensión (especialmente las más finas, de menos de 2,5 micras, PM2,5), el dióxido de nitrógeno (NO2) y el ozono troposférico, si bien está aumentando la preocupación por los niveles del cancerígeno benzopireno, único contaminante que continua al alza.
  • Hasta un 98 % de la población vive en ciudades donde se superan los límites recomendados por la OMS para estos contaminantes. Por su parte, los límites legales (más laxos que las recomendaciones de la OMS) se rebasan para alguno de estos contaminantes en ciudades donde vive hasta un 30 % de la población.
  • Las nuevas estimaciones publicadas por la AEMA elevan hasta 27.900 las muertes prematuras producidas en el año 2015 en el Estado español por exposición a partículas finas PM2,5, 8.900 por exposición a NO2 y 1.800 por exposición a ozono, lo que supone un incremento del 22% sobre los fallecimientos estimados en el año 2014 (23.180 por PM2,5, 6.740 por NO2 y 1.600 por ozono). A nivel europeo, la situación se mantiene estable.

Ecologistas en Acción considera muy preocupante la situación que describe el informe de la AEMA, y atribuye al anterior Gobierno buena parte de la responsabilidad en la mala calidad del aire. La apuesta por el transporte por carretera o el bloqueo de las energías renovables para apuntalar las centrales térmicas de carbón y gas han sido políticas del Gobierno español muy lesivas tanto para la calidad del aire como para la lucha contra el cambio climático.

Ecologistas en Acción recuerda que las principales vías de actuación para reducir la contaminación del aire, en España y en Europa, pasan por la disminución del tráfico motorizado, la reducción de la necesidad de movilidad y la potenciación del transporte público (en especial el eléctrico). Es necesario además dar facilidades al peatón y a la bicicleta en las ciudades, penalizando el diésel por sus mayores emisiones contaminantes.

Por ello, la organización ecologista considera ineludible la adopción de medidas de restricción del tráfico como ‘Madrid Central’ impulsada por el Ayuntamiento de Madrid, si lo que se pretende es reducir la contaminación del aire. Son medidas que desde hace años vienen aplicándose con éxito en más de 230 ciudades europeas y que deberán ampliarse y generalizarse a todas las ciudades grandes y medias del Estado español, como una política de salud pública.

En este sentido, Ecologistas en Acción considera una grave irresponsabilidad la actitud obstruccionista de la Comunidad de Madrid y su presidente Ángel Garrido, y en general del Partido Popular de Madrid. En sus muchos años de Gobierno municipal no tomó medidas eficaces para mejorar la calidad del aire y salvar las miles de vidas que anualmente ocasiona su contaminación en la ciudad, y ahora pretende dilatar por puro electoralismo las medidas exigidas por la UE.

Deja un comentario