El nuevo informe especial del IPCC anuncia el fin de la era de los combustibles fósiles

El nuevo informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) presentado hoy 8 de octubre en Corea del Sur abarca, por un lado, la exhaustiva evaluación de los impactos del cambio climático en un escenario de incremento de temperatura de 1,5 grados y, por el otro, una batería de acciones indispensables para mantener la temperatura global de finales de siglo por debajo de este umbral.

Amigos de la Tierra, a pesar de que celebra que la comunidad científica describa de un modo tan detallado los impactos del cambio climático y la necesidad de eliminar los combustibles fósiles, difiere en la presentación de determinadas propuestas a priori enfocadas a reconducir la situación.

Así, la organización ecologista critica que la comunidad científica haya incluido escenarios que se apoyan en el uso injustificado de tecnologías no probadas para reducir la concentración de carbono en la atmósfera. Algunos escenarios contemplan el uso de métodos tan arriesgados y desconocidos como la Bioenergía con Captura y Almacenamiento de Carbono (BECCS), la baza estrella de los partidarios de la geoingeniería climática. Diversos estudios certifican que estas medidas no solo no garantizarían una disminución de partículas de carbono en la atmósfera, sino que además generarían diversos problemas adicionales especialmente entre las poblaciones más empobrecidas.

Pero el informe también demuestra que se puede mantener el aumento de la temperatura por debajo de los 1,5 grados sin depender de geoingeniería, compensaciones y otras falsas soluciones.

Esta es la línea que defiende Amigos de la Tierra desde hace años, consciente de que para transitar hacia un escenario justo y seguro será preciso dejar de extraer y quemar combustibles fósiles cuanto antes, así como detener los flujos de inversión hacia nuevos proyectos de energía sucia.

Según la presidenta de Amigos de la Tierra Internacional, Karin Nansen “solamente cuando la justicia ambiental, social, económica y de género esté contemplada en las políticas climáticas, podremos evitar que el aumento de la temperatura exceda los 1,5 grados. De lo contrario, el actual sistema nos lleva de cabeza a la catástrofe. Ya tenemos los datos que le demuestra, ahora hace falta la acción”.

Este informe especial sale a la luz en un momento crucial; en la próxima Cumbre del Clima de las Naciones Unidas (COP24) en Katowice, las diversas Partes están obligadas a presentar una propuesta sobre la mesa de negociación. Conviene recordar que, a fecha de hoy, 181 países han ratificado su voluntad de “mantener el incremento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C respecto a los niveles preindustriales y limitar el aumento a los 1,5 grados”.

Para el caso europeo, esta información es especialmente relevante, ya que los Ministros de Medio Ambiente de todos los Estados miembro se reúnen mañana 9 de octubre para discutir conjuntamente la posición europea para la COP. A día de hoy, las cifras que manejan los 28 para cumplir con París son insuficientes, por lo que Amigos de la Tierra hará un llamamiento a los decisores políticos para que demuestren su liderazgo internacional “asumiendo su responsabilidad histórica” y “sentando las bases para alcanzar una sociedad 100% renovable en 2050”.

En este sentido, la organización ecologista defiende una acción climática basada en los principios de la justicia climática, con una responsabilidad común pero diferenciada y con el pago de la deuda ecológica Norte-Sur.

“Este informe especial certifica lo que ya sabíamos: en estos momentos nos encontramos en un estado de emergencia climática, y las políticas que pongamos en marcha durante  esta década determinarán nuestro futuro”, ha advertido Héctor de Prado, responsable de clima y energía en Amigos de la Tierra. El técnico añade que “el clima no es un juego de azar, es un problema serio que afecta a toda la ciudadanía, pero no del mismo modo: para algunas personas, la cuestión del medio grado arriba o medio grado abajo, es realmente una  cuestión de vida o muerte”.

Amigos de la Tierra seguirá toda la semana exigiendo justicia climática y el abandono de los combustibles fósiles a través de las acciones reivindicativas de sus grupos repartidos por todo el mundo.

Deja un comentario