EQUO pide al Gobierno del PP que abandone el proyecto de campo de golf en el Parador de la Arruzafa

Córdoba no es lugar para un campo de golf, todos los modelos climáticos anuncian menor cantidad de lluvia al año y más olas de calor”, indican desde Equo tras la noticia de la construcción de un campo para la práctica de este deporte minoritario en el Parador Nacional de la Arruzafa, en la capital cordobesa. “La elevada demanda de agua que genera un proyecto de este tipo convierte este tipo de iniciativas en un sinsentido ambiental e insostenible, acentuado por el cambio climático en una zona de temperaturas extremas como es Córdoba y su provincia“, insisten desde el partido verde.

En palabras de Ana María Carnero, coportavoz de EQUO Córdoba, “la proliferación de campos de golf en las últimas décadas como reclamo turístico en Andalucía muestran una vez más la estupidez humana ya que en zonas donde en ocasiones han existido restricciones para el consumo humano, por la escasez, es impensable dedicarlo a regar estas instalaciones que necesitan de un consumo elevado”. Insiste además en que “es necesario buscar otras alternativas y otras actividades para la atracción de turismo que aseguren la sostenibilidad”.

Salustiano Luque, coportavoz provincial de EQUO, comenta que “aunque el propio proyecto aclara que no es un campo de golf sino un campo de prácticas con nueve hoyos, situado en la zona sur de la parcela en la que se encuentra el Parador de la Arruzafa, no es más que un artificio para evitar el rechazo del mismo por parte de la población donde se instala”.

Un campo de golf de estas características consume la misma agua que un municipio de 7.500 habitantes. Dado el retraso en la ejecución de este proyecto previsto para la primavera de 2018, EQUO ha pedido a la Sociedad Paradores de Turismo de España y al Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital a que abandonen este proyecto insostenible ambientalmente y perjudicial para el municipio de Córdoba y dedique la inversión destinada a otras necesidades de Córdoba y la provincia que puedan repercutir de otra forma más positiva para la ciudadanía (cultura, transporte ferroviario, mantenimiento de ríos y arroyos, …) y para el turismo.