EQUO presenta el decálogo por una dehesa viva

EQUO ha presentado esta semana su decálogo “por una dehesa viva”, una serie de medidas propuestas a modo de conclusión tras la jornada que, bajo el mismo lema, celebró el pasado mes de julio junto a otras organizaciones al objeto de analizar y promover modelos de producción y consumo responsables con el entorno y la salud de las personas.

Tras su participación en dicha jornada, en la que el eurodiputado de EQUO Florent Marcellesi presentó el informe ‘Comer bien para vivir mejor’ y la recopilación de las distintas aportaciones, EQUO propone hasta diez medidas para potenciar formas de producción sostenibles y compatibles con la protección de la dehesa, un ecosistema principal para el partido verde, que insiste en la necesidad de desarrollar actividades en torno al mismo como la mejor garantía de conservación.

Así, en el decálogo difundido por EQUO se propone como primera medida “reformar de manera urgente la Política Agraria Común (PAC), poniendo en el centro a los pequeños productores, las explotaciones familiares y las cooperativas con un enfoque transversal de género”. Igualmente, se propone parar la proliferación de macrogranjas “que convierten nuestro territorio en el estercolero de Europa”; promover un cambio de dieta, recuperando y modernizando la dieta mediterránea y priorizando las proteínas vegetales; e incentivar social y económicamente el consumo de legumbres, “llenando nuestros pueblos y ciudades de huertos urbanos, promoviendo los grupos de consumo locales y fomentando los comedores escolares ecológicos de base vegetal”.

Igualmente, EQUO Andalucía Verdes llama a promover la investigación y aplicación de medidas de control biológico que eviten la pérdida de biodiversidad de nuestras dehesas y permitan revitalizarlas y fortalecerlas frente a plagas como la Phytophtora; recuperar buenas prácticas tradicionales e impulsar la formación en relación con el manejo de las dehesas, las podas, y el cuidado de los suelos como soporte de un campo vivo; y tejer alianzas entre el campo y la ciudad para conservar y mantener las dehesas vivas.

“Hacer de la dehesa soporte de una economía local diversificada vinculada a sectores tradicionales como el corcho, la seta, el cerdo ibérico en extensivo, la castaña, la agricultura y ganadería tradicional, la apicultura, etc.; y  difundir y apoyar iniciativas locales innovadoras que contribuyan a tener un campo vivo, unos municipios poblados y llenos de juventud, y transferir el conocimiento y el amor por la dehesa a las generaciones venideras” son igualmente propuestas recogidas en este decálogo, que concluye invitando a tener como eje principal en la ejecución de los planes de la dehesa “la participación ciudadana,  para la ejecución de las medidas previstas, para orientar adecuadamente las líneas de financiación disponibles y para revisar los procesos de certificación actuales que son complejos, costosos y no añaden valor a la calidad de los productos locales”.

Con estas propuestas, a las que la formación añade la petición al Gobierno andaluz de que realice “un reparto más equitativo de las ayudas y subvenciones que concede y no se acuerde solo de las grandes industrias del sector agroalimentario, apoyando prioritariamente las iniciativas locales que ofrecen servicios medioambientales a la ciudadanía además de ayudar a mantener el campo vivo”, desde EQUO buscan recuperar modos de producción y consumo que en los últimos tiempos se han visto perjudicados por una agroindustria “dañina, insostenible social y ambientalmente, y que encima se está demostrando perjudicial para nuestra salud y la de nuestros municipios”.

La jornada celebrada a mediados del pasado mes de julio en Aracena (Huelva) contó con la organización y participación, además de EQUO, de la Asociación Los Pies en la Tierra, la Plataforma Serrana descubriendo al TTIP, CGT, Ecologistas en Acción, IU y Podemos.

Deja un comentario