Greenpeace encuentra ecosistemas vulnerables en el fondo de la Antártida que deben ser protegidos

Las investigaciones llevadas a cabo por el submarino de Greenpeace durante su expedición al océano Antártico el pasado mes de enero han revelado la existencia de cuatro Ecosistemas Marinos Vulnerables (EMV). Este hallazgo ha sido respaldado por el grupo de científicos internacionales que asesoran a los gobiernos miembros de la Comisión del Oceáno Antártico (CCAMLR), que se reunirá el próximo mes de octubre para decidir si este conjunto de áreas debe protegerse, tal y como muestran las evidencias descubiertas por Greenpeace.

Javier Bardem en el submarino de Green Peace

La investigación ha sido dirigida por la doctora Susanne Lockhart, de la Academia de Ciencias de California, quien realizó las inmersiones en el fondo del mar Antártico en un submarino para documentar especies raras y vulnerablesmientras estaba a bordo del barco Arctic Sunrise de Greenpeace. La organización está desarrollando una campaña para declarar una red de áreas protegidas en la Antártida, que incluye un gran Santuario del Océano Antártico de 1,8 millones de kilómetros cuadrados, que se convertiría en el área protegida más grande del mundo.

Estoy muy contenta y entusiasmada por proponer la protección de estas áreas. La evidencia en video recopilada durante esta expedición está llena de organismos raros y poco conocidos. En los meses que he pasado estudiando las muestras, me he enfrentado a muchos agujeros en la investigación, al igual que Alicia en el País de las Maravillas. El fondo marino alrededor de la Antártida es verdaderamente un país de las maravillas de la biodiversidad que está en grave riesgo debido a los efectos combinados de la sobrepesca y el cambio climático. Necesitamos proteger este lugar maravilloso antes de que perdamos lo que ni siquiera sabemos que tenemos. El hecho de que estos cuatro sitios ahora se puedan utilizar para proporcionar respaldo científico y dar protección al Santuario propuesto me da una gran satisfacción “, ha declarado la doctora Susanne Lockhart.

Es un privilegio para Greenpeace participar en este crucial trabajo científico. Fue increíble ver la diversidad y la abundancia de vida en estos coloridos y extraños paisajes del fondo del mar y estoy muy contento de que gracias a nuestra expedición estén ahora propuestos para protección. Sabemos tan poco acerca de estas aguas remotas que existe el imperativo de aplicar el principio de precaución para protegerlas, antes de dañar o destruir ecosistemas que ni siquiera hemos tenido la oportunidad de estudiar. Nuestros hallazgos se suman al creciente movimiento sobre las evidencias de por qué necesitamos una red de santuarios oceánicos en la Antártida“, ha declarado John Hocevar, biólogo marino de Greenpeace, que pilotó el submarino y es coautor del informe junto con la doctora Lockhart.

El análisis de las imágenes de estos ecosistemas del fondo del océano Antártico ha sido propuesto como evidencia de áreas que necesitan protección por parte de la doctora Lockhart, que es la responsable del 75% de toda la identificación científica de EMV en aguas antárticas. Las áreas están ubicadas en el Estrecho de la Antártida y el Estrecho de Gerlache, a lo largo de la Península Antártica.

Las evidencias fueron presentadas por el grupo de científicos de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR) en Cambridge la semana pasada, al que pertenece la doctora Lockhart. Este grupo va a recomendar el registro formal de los ecosistemas en la próxima reunión de la Comisión de la Antártida que se reunirá en octubre, en Hobart, Tasmania. La protección inmediata de los ecosistemas se establecerá en esta reunión, protegiendo un área de radio de una milla náutica alrededor de cada uno de los sitios propuestos.

La semana pasada, la doctora Lockhart habló en el evento Antarctic 360° de Greenpeace en Cambridge sobre su investigación y la necesidad de protección del océano Antártico, junto al actor ganador de un Oscar, Javier Bardem, quien también viajó al fondo del mar durante la expedición.

Tengo la suerte de haber sido testigo de la impresionante vida salvaje y de los paisajes de la Antártida. La huella de la humanidad pesa mucho en nuestro compartido planeta, pero este año tenemos la oportunidad de crear un vasto Santuario en el océano Antártico y proteger este impresionante paraje para las generaciones venideras. Estoy de acuerdo con las 1,7 millones de personas que ya han pedido a los gobiernos que protejan la Antártida“, ha declarado el actor y embajador Antártico de Greenpeace, Javier Bardem.

Deja un comentario