La Eurocámara pide la prohibición mundial de la experimentación cosmética en animales a partir de 2023

La UE iniciará una campaña diplomática para conseguir que se prohíba la experimentación cosmética en animales a partir de 2023 en todo el mundo, una práctica prohibida en el bloque comunitario desde 2013 pero que sigue existiendo en el 80% de los países fuera de la Unión Europea.

El texto ha sido respaldado por 620 eurodiputados, mientras que 14 han votado en contra y 18 se han abstenido.  Los eurodiputados han denunciado la existencia de “lagunas” en la regulación del bloque comunitario, puesto que permite la comercialización de cosméticos que han pasado pruebas en animales en otros países.

La Eurocámara subraya que la prohibición en la UE no ha impedido a la industria prosperar y proporcionar unos dos millones de puestos de trabajo. También han criticado que es “un problema grave” la falta de datos fiables sobre cosméticos que han sido probados en animales y luego importados a la Unión Europea.

Los eurodiputados han pedido a los países miembros utilizar la diplomacia para “formar una coalición internacional amplia” y para acabar con la utilización de animales para el ensayo de productos cosméticos.

Asimismo, es importante resaltar que, sin menoscabar las buenas intenciones de la eurocámara, el objetivo es conseguir que esta prohibición a nivel mundial entre en vigor a partir de 2023 para no perjudicar demasiado a las empresas afectadas, cinco años más de maltrato animal.

Deja un comentario