Orangutanes: al borde de la extinción

Durante el siglo pasado, las poblaciones de orangutanes en el sudeste asiático han experimentado un declive muy pronunciado y han sido llevadas al borde de la extinción por una serie de amenazas causadas por el hombre. La deforestación a través de la tala ilegal, la expansión de las plantaciones agroindustriales y la caza se han combinado para aislar a los orangutanes en bosques aislados y precarios. Ahora, ha surgido una nueva amenaza: el cambio climático.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), 62% de las más de 700 especies conocidas y subespecies de simios, lémures, monos y otros primates se enfrentan actualmente a graves amenazas para su supervivencia. Alrededor de 42% de ellos están en peligro o en peligro crítico.

Las evaluaciones recientemente actualizadas para la Lista Roja de Especies Amenazadas de UICN encuentran que el 95% de los lémures de la Tierra están al borde de la extinción: 105 de las 111 especies de simios están en peligro crítico, en peligro o vulnerables“, indica Global Wildlife Conservation.

El orangután Tapanuli, en peligro por la construcción de un presa

Hay tres especies de orangután en el mundo, todas en peligro crítico, y solo se encuentran en dos islas en el sudeste asiático: Sumatra y Borneo. Es necesario recordar de que la supervivencia de los orangutanes pende de un hilo.

El año pasado se produjo el sorprendente descubrimiento de una nueva especie, el orangután Tapanuli. Esta es la octava especie de gran simio conocida en la Tierra. Sin embargo, el orangután Tapanuli se enfrenta a la extinción: está amenazado por los planes de construir una enorme presa de energía hidroeléctrica en Batang Toru, en Sumatra del Norte.

image

Los orangutanes tienden a pasar la mayor parte de su tiempo en las copas de los árboles, lo que hace que la deforestación sea especialmente catastrófica para ellos. “Es importante destacar que el orangután Tapanuli, en peligro crítico, con solo 800 ejemplares vivos, está siendo empujado a la extinción por un proyecto hidroeléctrico innecesario“, dice Serge Wich, presidente de la comisión científica de ONU Medio Ambiente en la Alianza para la Supervivencia de los Grandes Simios.

Es muy difícil entender que una especie de gran simio se empuje hacia la extinción por 510 MW de electricidad que se pueden generar en otro lugar. Este proyecto debe detenerse. La humanidad puede y debe hacer las cosas de mejor manera“, añadió.

Deja un comentario