Pablo Echenique: “La transición energética de Unidos Podemos será justa o no será”

Ione Belarra, portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso; Pablo Echenique, secretario de Organización y Programa de Podemos; y los diputados y diputadas Juantxo López de Uralde (EQUO), Josep Vendrell (En Comú Podem) y Eva García Sempere (IU) han presentado en el Congreso la Proposición de Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Esta iniciativa legislativa aborda las medidas que debe adoptar España en materia de mitigación y adaptación al cambio climático, así como la necesidad urgente de reducir la vulnerabilidad de los sistemas naturales y humanos respecto de los efectos del cambio climático. La Ley se centra, no solo en las actuaciones para mitigar el cambio climático, y afrontar la transición energética en España, sino en los planes de acción concretos, como el Plan de Energías Renovables, o el Plan de Eficiencia Energética o la reforma del mercado eléctrico español.

“Hoy es una jornada histórica porque registramos la primera ley de estas características que se presenta en nuestro país y que pretende luchar de manera efectiva contra el cambio climático, y asegurar la necesaria transición energética”, ha señalado Ione Belarra. “Las políticas del PP han sido ciegas a la realidad de nuestro país y necesitamos un giro que cambie esto”.

Transición energética socialmente justa

Por su parte, Pablo Echenique ha incidido en la idea de que es necesario que la transición energética se realice de una forma socialmente justa. “Necesitamos una transición energética que sitúe a España como ejemplo de innovación y creación de empleo de calidad. Una transición energética que será socialmente justa o no será”, ha señalado. El dilema es si esta transición ecológica la lidera la ciudadanía o la llevan a cabo las grandes empresas en función de sus intereses”, ha puesto sobre la mesa el portavoz adjunto d’En Comú Podem, Josep Vendrell.

La ley contempla una reducción urgente de las emisiones de gases de efecto invernadero -un 35% respecto a 1990 para 2030 y hasta el 95% en 2050- y una transformación progresiva de un sistema energético fósil, derrochador y centralizado, a otro renovable, descarbonizado, eficiente y descentralizado. Esto supone el cierre de las nucleares para el 31 de diciembre de 2024, así como el cierre de las centrales térmicas de carbón para antes de 2026.

Al mismo tiempo, estas actuaciones vendrán acompañadas de medidas de transición justa para las personas afectadas por el cierre de estas centrales. Medidas que contemplan la reactivación económica de las zonas, la creación de empleo local en sectores sostenibles o la previsión de la reubicación de los trabajadores y trabajadoras en otras centrales de la empresa. El Fondo de Financiación Verde reservará los recursos económicos necesarios para poder llevar a cabo dicho Plan de Transición Justa.

La transición energética debe ser un pilar fundamental de la transformación del modelo productivo españolhacia una economía circular. En este sentido se ha pronunciado también Juantxo López de Uraldeexponiendo que “todos los partidos hablan de transición energética, pero no sabemos a dónde quieren transitar. Hay que tomar medidas concretas y esta ley lo hace”.

Además, se incluyen medidas de fiscalidad ambiental, como la introducción de un precio mínimo para las emisiones de CO2 en el sector eléctrico, o la reforma del impuesto de hidrocarburos.

Deja un comentario