PACMA pide la paralización del exterminio de las cabras de la Reserva de Güigüi (Gran Canaria)

Las cabras de la Reserva Natural de Güigüi (Gran Canaria) están siendo exterminadas. El Cabildo de Gran Canaria ordenó la caza de los animales, aunque ahora esta medida ha sido sustituida por la captura y traslado. No obstante, desconocemos a dónde están siendo llevadas.

El Programa Life, financiado por la Unión Europea, tiene como objetivo reforestar la Reserva Natural de Güigüi en Gran Canaria. Para ello, el Cabildo decidió hace meses comenzar el exterminio de las cabras que habitan la reserva, ya que considera que son un impedimento para el desarrollo de este proyecto y el crecimiento de la flora. Las cabras han sido exterminadas a tiros, aunque recientemente esta medida ha sido sustituida por la captura y el traslado a un destino desconocido.

Estas medidas atentan contra el bienestar de los animales y les provocan graves perjuicios, ya que durante la manipulación sufren daños físicos. Además, el tremendo estrés que se les ocasiona al ser capturadas pone en riesgo su vida, ya que pueden sufrir infartos y daños orgánicos irreparables como consecuencia del hecho de verse acorraladas, perseguidas y arrinconadas. Durante estas capturas varias cabras han sufrido mordeduras de los perros utilizados por los cazadores para acorralarlas y reducirlas.

Este método provoca disgregaciones de los grupos, lo cual supone un gran perjuicio para cada una de las familias, puesto que son animales gregarios.

Instamos al Cabildo de Gran Canaria a paralizar las capturas de cabras y a buscar soluciones alternativas, que estamos dispuestos a proponerles. Hemos solicitado una reunión con D. Miguel Ángel Rodríguez Sosa, consejero de Medio Ambiente, para que nos facilite información precisa y actualizada sobre las cabras de Güigui y nos indique a dónde están siendo trasladados los animales.

Las cabras de GüiGüi y de todas las Islas Canarias son depositarias de la memoria e historia del archipiélago y pertenecen a los paisajes de este bello entorno, por lo que su exterminio y captura nunca debería ser una opción.

Deja un comentario