SECEM afirma que el lince ibérico puede beneficiarse de ciertas prácticas agrarias recomendadas

El proyecto LIFE Iberlince para la recuperación de la distribución histórica del lince ibérico en España y Portugal ha editado una guía de buenas prácticas agrarias para la conservación de esta especie. Este documento muestra al sector agrario cómo con pequeñas actuaciones y observando unas sencillas prácticas en el manejo de explotaciones agrarias se puede contribuir de forma decisiva a la estabilización de los núcleos de población lincera.

Entre estas recomendaciones destacan el uso de cubiertas vegetales, la rotación de cultivos, la reducción de uso de fitosanitarios o la fertilización orgánica y abonos verdes. Asimismo, se aconsejan actuaciones que persiguen la mejora del hábitat natural, como la implantación de setos en lindes, la conservación y restauración de la vegetación de los arroyos (incluyendo la protección de las balsas de riego), el mantenimiento de los enclaves de vegetación natural y árboles aislados o la conservación de majanos y muros de piedra.

En esta publicación, además, se informa al sector agroganadero sobre las medidas de protección que deben seguir para evitar posibles ataques de lince ibérico al ganado doméstico, al tiempo que se les indica cuál es el protocolo a seguir en el caso de que registren esta situación. Por otro lado, se les indica la importancia de poner en conocimiento de la autoridad competente cualquier actividad que suponga un perjuicio para el lince o su hábitat.

La “Guía de buenas prácticas agrarias para la conservación del lince ibérico”, de 20 páginas, puede ser descargada en el siguiente enlace:

http://www.iberlince.eu/images/docs/material_divulgativo/IBERLINCE_GUIA_AGRARIA_AF_baja_OK_1.PDF

Deja un comentario