Thom Yorke, vocalista de Radiohead, compone un tema en apoyo a Greenpeace para la protección de la Antártida

El vocalista de la banda británica Radiohead, Thom York, ha lanzado en solitario el tema ‘Hands off the Antarctic’ (Las manos fuera de la Antártida) en apoyo a la campaña de Greenpeace para proteger el océano Antártico. El videoclip se ha realizado a partir de imágenes en blanco y negro tomadas durante la expedición de tres meses al océano Antártico que realizó Greenpeace a principios de año.

“Algunos lugares de este planeta están destinados a permanecer prístinos y salvajes y a no ser destruidos por la huella de la humanidad”, ha declarado Thom Yorke. “Este tema trata sobre la necesidad de detener la marcha implacable del ser humano hacia allí. La Antartida es un verdadero desierto y lo que sucede allí nos afecta a todos. Por eso deberíamos protegerla”.

Con 1,8 millones de kilómetros cuadrados, este santuario para pingüinos, ballenas y otros animales salvajes antárticos se convertiría en el área protegida más grande de la Tierra. Dos millones de personas en todo el mundo han pedido a los gobiernos de la Comisión del Océano Antártico -el organismo que tiene la última palabra- que voten a favor de su creación.

“La Antártida no tiene voz”, ha señalado Pilar Marcos, responsable de la campaña para proteger la Antártida de Greenpeace, “pero somos un movimiento de dos millones de personas y nosotros sí tenemos voz”. “Cuando los gobiernos se reúnan las próximas dos semanas, tienen la oportunidad de hacer historia. Millones de personas de todo el mundo les estamos pidiendo que aprovechen este momento y hagan historia”, subraya Marcos.

La campaña para proteger la Antártida pide la creación de un Santuario del Océano Antártico (Área Protegida Marina del Mar de Weddell), una propuesta de la Unión Europea que estará sobre la mesa en la reunión de este mes de la Comisión del Océano Antártico (CCAMLR) en la que se decidirá su futuro.

CCAMLR se reunirá en Hobart, Tasmania, entre el 22 de octubre y el 2 de noviembre. Este organismo está compuesta por 24 estados miembros, además de la Unión Europea. El Santuario Antártico, que tendría cinco veces el tamaño de Alemania, se convertiría en un refugio seguro para pingüinos, focas y ballenas, protegidos de las presiones del cambio climático, la contaminación y la pesca industrial. La campaña ha obtenido el apoyo de más de dos millones de personas, incluyendo a distintas personalidades y políticos, y de la industria pesquera de kril que faena en aguas de la Antártida.

Deja un comentario